¿Pensando en reformar el suelo de tu casa? ¿No sabes cuál elegir? Son muchos los expertos instaladores de tarima en Madrid que podrán aconsejarte y orientarte según tus necesidades y preferencias.

La tarima flotante es muy recomendable. Si no sabes por qué, los instaladores de tarima en Madrid estarán encantados de ponerte al día. Aquí tendrás un adelanto. Primero: ¿qué es la tarima flotante? Se trata de un tipo de embaldosado que puede utilizarse sobre pavimentos antiguos (siempre y cuando se encuentren nivelados correctamente), de cemento, vinilo, terrazo, etc. Además, es posible colocarla encima de suelos con calefacción y aquellas destinadas a zonas de interior ya tienen aplicado el barniz o el encerado (de manera que no requieren acabado final).

¿Qué ventajas tiene la tarima flotante? Principalmente, puedes considerar estas:

- Su apariencia se asemeja a la de la madera de procedencia natural, incluso rememora el tacto de la misma. O si lo prefieres, se pueden emular otros materiales como la piedra o el enlosado. Por ello, puedes elegir entre tarimas que poseen una estructura en planchas laminadas o en baldosas.

- No tienes que esforzarte en su mantenimiento o limpieza, puesto que la capa de barniz o encerado (incluidas al final de su fabricación) protegen este tipo de suelo de líquidos derramados y manchas. ¡Únicamente barre o aspira!

- Por supuesto, la instalación de esta clase de suelo es simple y no requiere apenas nada: una espuma especial colocada en la base (sobre el suelo ya existente) y que permita encajar las piezas de la tarima (tanto la laminada como la enlosada) entre ellas. ¡Sin obra, ni escombros!

- La forma en la que se encuentran unidas las piezas hace posible la contracción o expansión de este material acomodándose a los cambios de temperatura.

En Tarimas y parquet Montaraz te ofrecemos variedad de selección y calidad.